Fragmento: De la Urbe.

El granizo hizo estragos en las ventanas y espejos de los caserones viejos, pero también en los apartamentos nuevos de paredes de vidrio y cielos falsos sofisticados. Las venas pulsaban cuando pasaba el vendaval, el frío no calaba las conciencias y venían las ganas de defecar, el tiempo se extraviaba y los santos no lloraban su partida; cada noche sin granizos era una verdadera bendición. Durante el día, la escarcha permanecía pero la gente no quería ver el siniestro. Esa mierda no se derretía, era puritísima caca caída del cielo.

En definitiva, los tiempos habían cambiado y tu corazón no fue implacable. Como el viento septentrional, cediste en aquellas latitudes cálidas, y en vez de ser firmes, tus piernas declinaron; al rato caminabas de nuevo, pero entre los bosques nuevos de asfalto, hierro, caucho y cemento, que crecían gracias al sudor de invidentes y padres mancos de caricias de amor.

Tu alma gitana se hizo valer y muy pronto llegaste hasta a donde muchos pudieron estar. Aun cuando en aquel lugar las veredas eran ásperas, fue fácil mantener tu rumbo; pero después de mucho tiempo recorriendo ese monótono paisaje te embriagaste del olor de la trementina del mal, creyendo que era la pura gallardía cuando era simplemente la ilusión que quisiste respirar en tu afán de ser mejor. Buscando el último punto de tu viaje sin retorno, finalmente llegaste a una cima, y en el equinoccio, justo en el punto medio, uno más como tantos otros, tus semillas cosechadas no te alimentaron e iniciaste una noche sin cena, sin fuerza. Entonces los caminos dejaron de ser, y en el fin de la andanza y la capitulación de tus textos, te sentaste a descansar y cometiste el peor error de tu vida: sentirte satisfecho de tu melancólico destino aún no resuelto. Dejaste de buscar a tus padres y no escribiste la última carta, por eso ya no supe más de ti, hasta cuando llegué por los azares de la vida a reencontrarme con mi hermano y estrechar juntos, tú, él y yo, el ojo de venado.

Bookmark the permalink.

Comments are closed.